“La chimenea del alma”

Pastor Enrique Strohschein

¡Se puede decir que es un conflicto! ¡y que conflicto! Para el cual humanamente no se puede encontrar solución. El campo de batalla es la mente humana, el que gana la mente, gana la batalla.