“Dar a nuestra vida un sentido de servicio”

Adorar a Dios y servir al prójimo, son dos puntos importantes en el desarrollo cristiano. Hablando de servicio, Jesús mismo nos dio el ejemplo con ello. El lavado de pies a sus doce, fue el mostrar hasta donde debía llegar el nivel de entrega de uno de sus seguidores. La misma vida humana tiene dos vertientes totalmente opuestas. Una es la del servicio, del progreso, de la mutua ayuda, de las relaciones personales bien integradas. La otra vertiente es lo inútil de la vida: El egoísmo exagerado, la desconfianza, y el descontento y la infelicidad de cada uno. Cada persona humana, eligirá si se inclina hacia el lado útil y constructivo de la vida o hacia el lado perjudicial y destructivo. Pasar por este
mundo de manera intrascendente , sin influenciar a nadie, y sin que alguien se interese por el motivo de nuestras vidas será un sabor amargo para nuestra alma redimida. Dios mismo, se compromete a premiar a aquellos que, en pos de el Cristo al que han conocido, todavía sirven desinteresadamente al prójimo necesitado. Dicho compromiso Divino habla de que “…Dios no se olvida…) (Heb 6:10), y que por lo tanto recompensará a sus fieles servidores. Adorar a Dios y servir al prójimo,son dos motivos más que suficientes para vivir con propósito, dos manos para alcanzar al mundo perdido.

Bosquejo

Texto: 2° Corintios 5:11-21

Tema: ¡CREADO CON UN PROPÓSITO!

Es muy triste vivir sin saber para que vivimos. Dios está interesado en que cada uno sepa el propósito por el cual existe. 2° Timoteo 1:9.

Consideremos:

I) FUIMOS CREADOS CON EL PROPÓSITO DE SER SIERVOS.

A. El mejor ejemplo es la vida de Jesús. Mateo 20:27-28
B. Dios nos apartó con un propósito en la sociedad. Mateo 26:35-40
C. El servicio trae consecuencias. Éxodo 23:25
D. Fiel conducta en el servicio. 3° Juan 1:5

II) FUIMOS CREADOS CON EL PROPÓSITO DE SER LUZ.

A. La luz es una de las bendiciones de la vida. Juan 1:4-5
B. La vida sin Cristo es andar en tinieblas. Efesios 5:8
C. El propósito de la iglesia hoy: ser la luz del mundo. Mateo 5:14-16
D. Aunque la noche sea larga y oscura: seamos luz. Isaías 60:1-2

III) CREADO CON EL PROPÓSITO DE SER SAL.

A. El señor Jesús declaró al respecto. Mateo 5:13.
B. El propósito de la sal: preservar y condimentar. Génesis 45:7
C. El creyente, como la sal de la tierra, detiene el avance de la corrupción. Daniel 3:29 y 4:27.

IV) AHORA, ESTANDO EN CRISTO ES UN SIERVO! 1. Tesalon.1:9.

A. El mandato Paulino. 2° Corintios 5:20
B. Somos representantes del reino de Dios. Mateo 10:7
C. El propósito de un embajador es representar con un mensaje. Colosenses 1:3
D. Anhelemos ser aprobados por aquel propósito que Jesucristo ha puesto en nuestras vidas. 2° Timoteo 1:15

CONCLUSIÓN: Recuerde, el cristiano existe con un claro propósito: Por lo cual debe vivirlo, y el Señor lo cumplirá! Salmos 138:8a

Nos conviene Su Propósito

Después de hablar acerca de la futilidad de la vida, cuando vivió con todo lo que este mundo pudiera ofrecer, Salomón nos dice en Eclesiastés: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre (12:13-14). Él entiende que el todo de la vida es honrar a Dios con nuestros pensamientos y vidas,
guardando Sus mandamientos, porque un día compareceremos ante Él para rendirle cuentas. A diferencia de aquellos
cuyas ganancias están en esta vida, David buscaba su satisfacción en el tiempo futuro:“En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza” (Salmo 17:15). Su completa satisfacción llegaría el día cuando despertara (en la vida futura), en compañerismo con Él y siendo a como Él. Asaf también habla acerca de cómo
él fue tentado a envidiar a los impíos, quienes parecían no tener problemas y aumentaban sus riquezas, pero entonces
consideró su destino final. Él declara: “¿A quién tengo yo en los cielos sino a Ti? Y fuera de Ti nada deseo en la tierra.” Una relación con Dios es lo que más le importaba sobre todo lo demás. El apóstol Pablo habló acerca de todo lo que él había logrado especialmente en lo religioso, era como una pila de basura para él, comparado ahora con la excelencia del conocimiento de Jesucristo, aún cuando eso incluía el sufrir la pérdida de todas las cosas. Decía además que él quería es “…ser hallado en Él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, La justicia que es de Dios por la fe, a fin de conocerle, y el poder de Su resurrección, y la participación de Sus padecimientos, llegando a ser semejante a Él en Su muerte” (Fil 3:9-10). La Biblia nos muestra, a través de los siervos que nos antecedieron, que el motivo de la vida debe ser el de vivir para Él. En Jesucristo encontramos la plenitud para nuestras vidas: “Él es la plenitud de Aquél que todo lo llena en todo” (Ef 1:23).Usted debe preguntarse ¿Cuál es el propósito mayor en toda su existencia, ya sea en la familia, en el trabajo y también en las relaciones con sus amigos y personas con las cuales usted está relacionado? Nadie puede negar que hay diferentes metas y propósitos, pero hay un propósito, el cual tiene que ser el mayor. Y ese propósito debe ser entregar la vida al señor Jesucristo y vivir para la gloria de Dios! A todos nos conviene vivir con ese propósito .