Bosquejo

Texto: 1° Reyes 18:20-40

Tema: MONTE CARMELO: UN DESAFIÓ ACTUAL.

Los personajes de esta historia impactan a cada persona que se interioriza en el accionar de cada uno de ellos. El rey Acab por su descendencia debía ser obediente a los deseos de Dios. El profeta Elías demuestra una fe inquebrantable, aún para los momentos más difíciles. El pueblo de Israel muestra la realidad que todo ser humano tiene que decidir por Dios o por caminos errados. Y los sacerdotes de Baal muestra que el único Dios es Jehová.

Consideremos:

I) ACAB DESCENDIENTE DEL REY DAVID, PERO INFIEL.

A. David: Antes de ser Rey, y luego siendo Rey, su corazón amó al Señor. Hechos 13:22.
B. Supo pedir perdón por sus errores. Salmo 51:1-5
C. En cambio Acab, es la imagen de alguien que supo a quién debía adorar.
D. Más su corazón se inclinó hacia la idolatría. 1° Reyes 16:30-31
E. El peligro latente, de un líder que se desvía.

II) EL DESAFIÓ EN EL MONTE CARMELO. 1° Reyes 18:20

A. La resonante pregunta del profeta: ¿Hasta cuándo? 2° Reyes 18:21.
B. Dios espera corazones decididos. Josué 24:15
   1. El llamado de atención a la iglesia de Laodicea. Apocalipsis 3:14-16
   2. El alto precio de la vida sin compromiso. Ej: Jonás 1:3
   3. La oportunidad de decidir bien. Deuteronomio 30:19
D. Hoy, somos desafiados a seguir fielmente al Señor. 1° Reyes 18:21-22

III) LA RESTAURACIÓN DEL ALTAR DE DIOS. 1° Reyes 18:30

A. El altar arruinado es un cuadro de corazones destrozados. Proverbios 4:23.
B. Las costumbres paganas siempre traerán dolor. 1° Reyes 18:28
C. Restauremos según el modelo de Dios. 1° Reyes 18:31
D. La necesidad de examinarnos permanentemente. Salmo 139:23

IV) ACCIONES HUMANAS, PROVOCAN RESULTADOS DIVINOS.

A. Dios nunca tolerará el pecado para siempre. Isaías 59:2
B. La idolatría siempre acarrea juicio. Éxodo 20:1-3
C. La restauración del altar manifiesta el poder de Dios. 1° Reyes 18:38
D. La manifestación de Dios genera arrepentimiento. 1° Reyes 18:39
E. Arrepentimiento: produce santidad. 1° Reyes 18:40

CONCLUSIÓN: El monte Carmelo nos anima a confiar en Dios, Quien llegada la hora sabrá como manifestarse con poder.