Resultados por vivir en integridad

Cuentan los libros de historia que la muralla china fue construida por más de veinte siglos para protegerse de los nómadas de Mongolia y Manchuria. Se calcula que tiene unos 10.000 kilómetros de largo. En el apogeo de la dinastía Ming fue custodiada por más de un millón de guerreros. Ningún ejército del mundo podía escalarla, ni rodearla ni atravesarla. Era inexpugnable. Pero a la muralla hubo que hacerle puertas. Y los emperadores confiaron la custodia de esas puertas a sus mejores soldados. Estos, humanos al fin, se dejaron corromper por sus enemigos cuando les ofrecieron dinero para permitirles invadir su propio país. Si esto lo trasladáramos a nuestros días y al ámbito espiritual, cuantas veces el enemigo quiere venir a corromper a todo Hijo de Dios con diferentes tentaciones, ofrecimientos ilícitos, placeres momentáneos y  cosas semejantes que quieren apartar de la verdad a todo cristiano.  Hoy Dios está buscando un pueblo integro, que no se deje llevar por las corrientes actuales, sino que basen su vida en la roca que es Cristo, quien nos enseñó el ejemplo de ser hombres y mujeres íntegros, aun cuando las situaciones nos ponen a prueba. Tal era el deseo en Su corazón que supo enseñar a sus discípulos y dejar de enseñanza a sus Hijos, que son bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mateo 5:8. Recuerde que todo aquel que vive en integridad, tendrá como resultado una vida en victoria, que agrada a Dios y no tiene nada de qué avergonzarse. 2° Timoteo 2:15

Bosquejo

Texto: Salmos 1:1-6 y 25:21

Tema: EL ÍNTEGRO ES UN VALIENTE

Se entiende por integro algo no contaminado, puro no acepta malos consejos y que tiene el valor para hacer las cosas sin corrupción Filipenses 2:15. Consideremos:

Consideremos:

I) EJEMPLOS DE PERSONAS INTEGRAS. 

A) José
1. La relación con sus hermanos. Génesis 45:7-9.
2. Su reacción ante la mujer de Potifar. Génesis 39:7-12
3. Su actitud ante la muerte de su Padre. Génesis. 50:18-21
B) Samuel, ante el final de sus días. 1° Samuel 12:1-5.
C) Nehemías y el rey Artajerjes. Nehemías 2:2-5.
D) Los amigos de Daniel. Daniel 3:16-18.

II) LA PALABRA INTEGRIDAD EN LA BIBLIA.

A) La integridad y el servicio. Josué 24:14-15.
B) La integridad y las decisiones. Jueces 9:16.
C) La integridad y el testimonio. Job 2:3; 27:5
D) La integridad y sus consecuencias. Proverbios 22:4

III) LOS PORQUE DE LAS GRIETAS EN LA INTEGRIDAD.

A) Por no vencer la tentación. Josué 7:21-24,26.
B) Por no huir de las pasiones. 1° Timoteo 6:10.
C) Por el amor a lo material. 2° Reyes 5:20, 24-27.
D) Por amar al mundo. 2° Timoteo 4:10

IV) COMO PODEMOS MANTENER LA INTEGRIDAD.

A) No dándole lugar al pecado. Cantares 2:15.
B) Fortalecerse en el Señor. Efesios 6:10
C) Viviendo llenos del Espíritu. Efesios 5:18
D) Santificarnos por la Palabra. Juan 1:17

CONCLUSIÓN: Bendito es aquel que tiene como compañero a quien es integro en sus conceptos. Job 36:4

EL ÍNTEGRO ES UN VALIENTE

Un cristiano se halla rodeado por un grupo de compañeros que buscan pelea. ¿Responderá a sus provocaciones insultándolos o recurriendo a los golpes? ¿O logrará controlarse e irse? Un hombre está a solas en su casa buscando información en Internet y aparece en el monitor una ventana con un enlace a un sitio inmoral. ¿Hará clic en el anuncio, o lo cerrará? Una cristiana está conversando con unas amigas. En un momento dado, una de ellas empieza a hablar mal de alguien. ¿Qué hará esta? ¿Les seguirá la corriente, o se atreverá a cambiar de tema? Estas situaciones tienen algo en común: en cada una de ellas el cristiano debe luchar por mantenerse íntegro y leal. Cuando nos enfrentamos a las preocupaciones y necesidades de la vida diaria, ¿Tenemos presente que debemos actuar con integridad? Por lo general, la gente se preocupa por asuntos como la salud, el aspecto personal, el empleo, las amistades y las relaciones de pareja. Sin embargo, lo que más debe preocupar a los cristianos es nuestra integridad, pues  eso es en lo que se fija el Señor al examinar nuestro corazón (Sal 139:23,24). La persona íntegra es la que lleva una vida intachable, la que actúa con entereza moral. El término hebreo relacionado con la palabra “integridad” proviene de una raíz hebrea que significa “entero”, “intacto”, “sin tacha o defecto” y se emplea para referirse a los animales que se ofrecían al Señor. Para que él los aceptara, debían estar sanos y sin defectos ( Lev  22:19, 20). De ahí que Dios condenara tan enérgicamente a quienes desobedecían esa norma y ofrecían animales cojos, enfermos o ciegos (Mal. 1:6-8).  El Señor nos dejó su ejemplo de integridad demostrándolo con acciones y no solo con palabras, enseñando al creyente a mostrar que existe la posibilidad de ser distintos e íntegros en un mundo con su naturaleza humana extremadamente corrompida. El Espíritu Santo es el Ayudador de cada cristiano y quién le dará el valor de permanecer fiel a su Dios y sus principios.