¡Detalles del conquistador!

2 Crónicas 26 muestra que los hombres que salen adelante por encima de la adversidad, siempre representan un ícono tenido en cuenta. Todos a su alrededor quieren saber cómo lo lograron y ellos se convierten en modelos a seguir. Este es el caso de Uzías. Durante su reinado, la nación experimentó uno de los períodos de mayor prosperidad, económica, administrativa, espiritual y militar, y encontramos allí tres elementos que son fundamentales para la conquista. Rectitud y transparencia (4). Aunque otros caminaran sujetos a  parámetros sociales de inmoralidad, engaño y traición, él marcó una huella indeleble. Fue diferente. Se dispuso a ser fiel a Dios y el Creador le respaldó. También se apoyó en buenos ejemplos. Contrario a la época, que asimilaba y seguía lo malo, él recibió muchos “ejemplos a imitar” y asumió aquellos que traían edificación a su vida como lo había sido su padre (4). La perseverancia en la búsqueda del Señor (5). Por supuesto, a su vida llegaron períodos de desierto, pero es en medio de las tormentas y dificultades que enfrentó se tomó de la mano del Señor Jesucristo. Si buscamos a Señor Jesucristo, salimos adelante, vencemos las dificultades y somos prosperados en todas las áreas.

Bosquejo

Texto: 2º de Crónicas 26:1-23.

Tema: “PERSISTIENDO EN LA CONQUISTA SABIAMENTE”.
La vida del rey Uzías, enseña verdades maravillosas y por otro lado, llama a que todo hijo de Dios debe estar siempre alerta. No importa la fidelidad demostrada por décadas! Todo conquistador de Dios, debe estar alerta hasta el final.

Consideremos:

I) LA BUENA INFLUENCIA EN UN CONQUISTADOR.

A) Ya sus nombre significa: “JEHOVÁ ES MI AYUDA”.
B) Fue influenciado por su padre Amasías, quien fue recto ante Jehová. Cap. 25:3.
C) Cuando Amasías se apartó de Jehová todo fue para mal. Cap. 25:27ª.
D) Luego fue influenciado por el profeta haciendo lo recto ante Dios. Cap. 25:3-5.
E) Siempre que se aceptó buena influencia hubo victoria. Proverbios 1:1-5,
F) La mala influencia trajo dolor, división y derrota. 1. de Reyes 12:10.
G) La buena influencia que tuvo Timoteo. 2. de Timoteo 1:5.
H) La indicación referente a los consejos. Salmo 1: 1-2.
I) El pueblo cristiano es bendecido para bendecir a los demás. Génesis

II) UN CONQUISTADOR PERSEVERANTE. 2. de Crónicas 26:6-7 y 11-15.

A) Guiados por Dios se conquista lo imposible. Cap. 26:6-7.
B) Las armas que el cristiano necesita para la conquista. 2. Corintios 10:4.
1. El nombre de Jesucristo. San Marcos 16:17.
2. La sangre de Jesucristo. Apocalipsis 12:11.
3. La espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Efesios 6:17.
4. Y toda la armadura espiritual. Efesios 6:13-15.
C) Las fortalezas que podemos conquistar. 2. de Crónicas 26:6.
1. La mente y pensamientos que vienen del mundo. 1. de Cor. 2:14-16.
2. La filosofía humanista. Colosenses 2:8.
3. Espíritus engañadores y doctrinas de demonios. 1. de Timoteo 4:1.
4. La fortaleza del propio YO. Gálatas 2:20.
D) Puede perseverar por el Espíritu que está en él.2. de Timoteo 1:7.

III) UN CONQUISTADOR LABORIOSO Y PREVISOR. Cap. 26:9-10.

A) Es un deleite considerar lo que edificó Uzías.
1. Las torres que enseñan a estar alerta. 26:9.
2. Abrió muchas cisternas. San Juan 7:37.
B) El ganado que supo criar. V.10ª.
1. La vida de un rey que se supo esforzar. Josué 1:8.
2. En todo lo que hacía supo darle el lugar a Dios. Cap. 26:7.
C) La verdad de estar rodeado de un ejército de Dios. Cap. 26:12-14.
1. El peligro que enfrentan aquellos que no se sujetan al cuerpo de Cristo.
2. La bendición de estar rodeados de un ejército de Dios.

CONCLUSIÓN: Uzías fue un conquistador que supo persistir, pero que no fue sabio al final de su carrera. Cap. 26:16-23. Todo cristiano ha sido llamado para ser un conquistador, que sabiamente se conduce hasta el final.

“PERSISTIENDO EN LO IMPORTANTE ”

Cuantas veces se habrá reído, o hasta habrá sentido pena, al ver o leer en algún libro, de como ponen delante del burro una zanahoria para que avance. Puede caminar más rápido, sacudirse, saltar, pero por más que lo intente una y otra vez,  nunca conseguirá obtenerla. El humano ha tratado, durante siglos,  obtener un bienestar eficiente y duradero  en cada una de sus áreas. Ha perseguido diferentes métodos, ha probado todo tipo de fórmulas, sin poder obtener el fin de su deseo, consiguiendo solamente una gran y profunda  insatisfacción. En la Biblia se menciona la historia del Rey Uzías. Un muchacho que con dieciséis años inicio su reinado, y sin dudarlo, se centró en lo verdaderamente importante: La Búsqueda de Dios. Cada paso que daba, cada logro obtenido, cada batalla ganada fueron directamente proporcional a esa intensa y persistente búsqueda del Señor. ¡Que vital y determinante es la dependencia de Dios en la vida de todos aquellos que son sus hijos!. Es por esto que el salmista afirma: “…no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan” Los esfuerzos humanos producen fatiga,  traen pleitos y son limitados; pero que maravilloso es saber que la “bendición de Dios es la que enriquece” (Pr.10:22). La sociedad alienta al ser humano a abrirse camino por sus propios medios, a que entienda que todo lo que necesita está en su mente; pero que distinto es el cristiano que depende a cada instante del Señor. No solamente porque sus pasos son afirmados, sino porque día a día puede experimentar y disfrutar del suministro Divino para su vida de manera integral. Los hombres pasan, al igual que sus métodos y fórmulas, pero todo discípulo tiene a su disposición las promesas hechas por el Señor Jesús. Anímese a creer cada promesa que hay en Su Palabra y aférrese a ellas, porque los mismos logros, las mismas victorias y bendiciones alcanzadas por el Rey Uzías son las que usted disfrutará si persiste en Buscar de Dios.