¡SOY PEREGRINO AQUÍ!

Parece una utopía, pero es realidad: nadie tiene asegurada la vida sobre esta tierra en este sistema. Lógico, que el deseo del alma humana quisiera hablar de otra realidad, de la permanencia para siempre en esta vida, pero la Palabra de Dios enseña algo diferente y el diario vivir en el cual cada uno debe movilizarse lo confirma. Como humano que peregrina sobre este viejo globo terráqueo, todo habitante de este mundo debería tomar en serio el llamado de atención del hombre de Dios llamado Moisés, quien en el Salmo 90:12 pide a Dios en oración:”Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría”. Ud. sabe muy bien que en el peregrinaje diario, encuentra diferentes clases de personas, las cuales le inspiran y le bendicen, pero otros que le ponen obstáculos, los cuales tratan, (tal vez, sin darse cuenta) que el peregrinar de sus prójimos les resulte bien difícil. El Señor Jesucristo habló de ese peregrinaje diario, pues El desea que todos Sus discípulos aprendan la hermosa y práctica lección de caminar con El, pues en el Evangelio de Lucas 9:23, El proclama:”Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a si mismo, tome su CRUZ CADA DÍA Y SIGAME. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá, y todo el que pierda su vida por causa de mi, este la salvará”. Alce su mirada hacia Jesucristo. Él sabe guiarle en su peregrinar terrenal!

Bosquejo

Texto: Génesis 12:1-9.

Tema: “ESTACIONES EN EL PEREGRINAJE DEL CRISTIANO”. 

Cuesta aceptar la realidad de que todo ser humano es un peregrino.
La gran diferencia que poseen los hijos de Dios es que en el peregrinaje que ellos tienen que andar, cuentan con las promesas que el Señor le da a Sus hijos.
Recuerde: todo peregrino se dará cuenta que en su andar, se encontrará con algunas situaciones que se podrían compara con estaciones.

Consideremos:

I) UHR,  LA ESTACION DEL DESPOJO. Génesis 12:1.

A) La mirada de la esposa de Lot. Génesis 19:24-26.
B) Qué difícil es despojarse de lo que se ama. Lucas 9:57-62.
C) La enseñanza que Jesucristo ha dejado claramente. Mateo 29:27-29.
D) La importancia de tener el Reino de Dios en primer lugar. Mateo 6:33.
E) Es sabio aquel que sabiendo que no se puede llevar nada, lo entrega todo.

II) HARAM, MORIAH Y HEBRÓN, ESTACIONES DE AFLICCIÓN.

A) Esta tierra siempre tendrá aflicciones. Génesis 11:30, 22:1-2 y 23:1-2.
B) Jesucristo habló al respecto. Juan 16:33b.
C) La aflicción trae abatimiento, tristeza, congoja, dolor. 1. de Samuel 30:6.
D) Pero Jesucristo dio una promesa de victoria. San Juan 16:33c.
E) La proclama del Asaf uno de los salmistas Salmo 50:15

III) CANAAN, UNA ESTACIÓN QUE ABUNDA EN  PROMESAS.

A) Recuerde promesas que tienen los hijos de Dios. 2. de Pedro 1:4.
1. Salvación. Marcos 16:16.
2. Promesa de sanidad divina. Éxodo 15:26.
3. Promesa de cobertura diaria. Salmo 121.
4. Promesa del bautismo en el Espíritu Santo. San Mateo 3:11.
B) Y cuántas promesas se podrían agregar. Hebreos 6:12.

IV) EGIPTO, UNA ESTACIÓN PARA EL OLVIDO. 

A) El peregrino Abram, se detiene donde no debería haber ido. Génesis 12:10.
B) Son estaciones que llevan a actuar incorrectamente.
1. ¿Recién allí se dio cuenta del aspecto de su esposa? V. 11.
2. El temor de ser ejecutado por desearla a ella. V. 12.
3. La mentira como un escape para los dos. V. 13.
C) Egipto, ejemplo del mundo a lo que no hay que volver. Isaías 43:18-19.

V) BEERSEBA, UNA ESTACIÓN DE BENDICIÓN Y DE PAZ. 

A) El reconocimiento aún de la gente sin Cristo. Génesis 21:22-23.
B) El pozo de agua se le había quitado a Abraham. V. 25.
C) El tenía sus derechos, pero hizo un pacto de paz. V. 30. Mateo 5:9.
D) Lo que damos (V.28-30)y plantamos, V 33 actitud que da paz.

CONCLUSIÓN: Ser peregrino con Dios, puede llevar a muchos lugares, pero peregrinar en Su voluntad, lleva a la meta.

¿POR QUÉ ESTE PEREGRINAJE?

¿Será que el humano fue creado para ser un peregrino? ¿Será que cuando su Creador le infundió vida, puso en su creación algo que le diera ese instinto constante de busca y buscar sin saber que es lo que realmente está buscando? La Palabra de Dios, o sea la Biblia da una posibilidad de dar una muy pequeña mirada a esta realidad cuando en la carta a los Hebreos 11:36-38 dice:”Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; ANDUVIERON DE ACA PARA ALLA Cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; de los cuales el mundo no era digno; ERRANDO por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra”. ¡Qué descripción fabulosa del peregrinaje del humano! Algo dentro de él, lo impulsa a seguir, tratando de hallar quien le dé la paz y la tranquilidad! Las diferentes decepciones de la vida, han defraudado a tantos peregrinos, quienes ya habían confiado en hallar la respuesta de la vida, pero: NUEVAMENTE SEMEJANDOSE A UN ESPEJISMO, las diferentes “estaciones” del diario peregrinar, fueron acumulando experiencias tristes, las cuales no llenaron el corazón, pues fueron nuevamente una decepción. El peregrinaje de la mujer Samaritana del evangelio de San Juan 4, según el relato de la Biblia muestra un ejemplo del peregrinaje del humano. ¡Ya sin saber qué hacer! ¡En quien poder confiar! ¡Cómo poder sanar esas heridas en el alma, que eran tan profundas y que causaban tanto dolor a cada instante! Pero:!Aquella mujer Samaritana encontró la respuesta al relacionarse con el Señor Jesucristo! Los cielos contarán más detalles de todo aquel acontecimiento glorioso del cambio que se pudo comprobar luego de que aquella Samaritana arreglara sus cuentas con Dios por medio de Su hijo Jesucristo! También en este tiempo, Jesucristo desea bendecirle grandemente, para que también Ud. en su diario peregrinar, le pueda experimentar y disfrutar una vida llena de esperanza y de poder.