¡NO LO PUDO RETENER!

En las historias que se pueden leer, muchas veces han sido narrados algunos sucesos en los cuales se cuentan como alguna persona con mucha autoridad o poder, pudo retener a otra la cual por algún motivo se estaba alejando. En otras historias el que lo quiso retener era alguien enamorado, tratando de retener a la persona a la cual le brindaba su amor. ¡Realmente, son fascinantes los motivos por los cuales han tratado de retener lo tan apreciado! Pero en el Reino de Dios y en todo el mundo espiritual se sabe que hay alguien que no pudo ser retenido por otro que siempre ha querido y quiere retener a su presa. El que no pudo ser retenido se llama: JESUCRISTO y el enemigo que no lo pudo retener es LA MUERTE. Los conocedores de la Palabra de Dios saben que la paga del pecado es la muerte y que está establecido que todo ser humano tenga que morir, para luego tener que enfrentar el juicio. Jesucristo proclamando la inmutabilidad de la Palabra y la de Su propia persona proclamó en San Juan 11:25: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mi, aunque esté muerto vivirá”. En aquella ocasión, la muerte no pudo retener al amigo de Jesús, o sea a Lázaro, porque tampoco lo pudo retener al Señor Jesús! ¡Disfrute la vida con EL CRISTO RESUCITADO”!

Bosquejo

Texto: Isaías 55:1-13.

Tema: LA PALABRA DE DIOS ES INMUTABLE.

Se entiende lo que significa la palabra MUTANTE. Algo que cambia. La mayoría de las cosas creadas cambian,  porque es algo creado. Dios no cambia porque El es DIVINAMENTE ETERNO y Su Palabra tampoco cambia, por eso proclamamos que la Palabra de Dios es INMUTABLE.

Consideremos:

I) ES INMUTABLE PORQUE HAY UN  SOLO MENSAJE.

A) El centro de ese mensaje es una persona. Isaías 9:6.
B) Su ministerio trajo vida, esperanza y paz. San Lucas 4:14-15.
C) Los demonios lo reconocían. Lucas 4:33-35.
D) El testimonio que dieron de Él los profetas. Lucas 24:27.

II) ES INMUTABLE PORQUE ES PODER DE DIOS. Romanos 1:16.

A) La experiencia del Señor Jesús. Lucas 4:17-18.
B) Porque es poder de Dios avergüenza toda falsa doctrina. Efesios 4:14.
C) Porque da poder para el diario vivir. Romanos 8:11.
D) Porque es poder de Dios venció la muerte. 1. de Corintios 15:54.

III) ES INMUTABLE PORQUE DIOS NO MIENTE.

A) Sus obras lo demuestran. Salmo 19:1-2.
B) Sus pactos lo confirman. Hebreos 6:13.
C) Sus hijos son testigos vivos. Hebreos 12:1ª.

IV) ES INMUTABLE PORQUE ES PERFECTA.

A) Al ser perfecta no necesita corrección alguna.
B) Ya lo alertó al pueblo de Israel primeramente. Deuteronomio 4:2.
C) Más tarde vuelve a llamarle la atención. Deuteronomio 12:29-32.
D) Ya llama a estar atentos en el tiempo final. Apocalipsis 22:18-19.
E) Toda revelación tiene que estar sujeta a la Palabra. Gálatas 1:8-9.

CONCLUSIÓN: Recuerde: la Palabra de Dios no cambia, no necesita ser
modificada, pues su mensaje es eterno. Mateo 24:35.

¡ELLA ES INMUTABLE, PORQUE EL VIVE!

Vez tras vez, los cristianos proclaman esta verdad: “Jesucristo ha resucitado y verdaderamente ha resucitado” A veces, la gente escucha esta afirmación sin brindarle la atención que realmente se merece, porque si Jesucristo ha resucitado hay consecuencias que afectan poderosamente la vida de todo aquel que ha puesto su fe en Él. Especialmente considerando el Libro de los Libros, o sea la Biblia. Hoy se puede afirmar que la Biblia es inmutable, porque Quien ha dado la orden y las indicaciones para escribirla es inmutable, o sea que nunca ha cambiado ni cambiará. Uno de los versículos más conocidos por el pueblo de Dios es Hebreos 13:8, que dice:”Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos”. ¡Qué narración sensacional se puede leer en el Evangelio de Lucas 24:13-35, en la cual se presenta a aquellos dos discípulos que tristemente regresaban a su aldea, llamada Emaús. ¿Se puede imaginar toda esa escena? ¿Qué esperanza podrían seguir albergando ahora? Todo era tristeza, desolación, sin fuerza alguna arrastraban sus pies, como tratando de alargar el viaje, no queriendo enfrentar la realidad de que el Maestro Jesús no solamente que había muerto, sino que lo habían sepultado y ahora: NO SE SABIA DONDE DESCANSABAN SUS RESTOS! Realmente: una tragedia seguía a la otra. Pero ahora… un desconocido que les enseña:”¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas y que entrara en Su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de Él decían.”. Y una vez más se confirma por medio de la resurrección que la Palabra de Dios es inmutable. Los siglos que han pasado desde la resurrección del Hijo de Dios, han confirmado esta realidad, pues en el diario vivir de los hijos de Dios, se ha podido comprobar que lo que Cristo ha dicho: SIEMPRE SE CUMPLIRÁ. En el pasado hubo gente que se levantó contra la Palabra de Dios y otros que se levantan en la actualidad, pero no podrán dañarla: ELLA ES INMUTABLE, PORQUE JESUCRISTO EL SEÑOR Y SALVADOR ES INMUTABLE.